Adoptar a un perro | Consejos para el despues de adoptar

Bloganimalia

Adoptar a un perro | Consejos para después de adoptar

El origen y pasado de tu nuevo perro determinará cómo es el perro mañana, por eso si ya te decidiste a adoptar a un perro estate atento. Puede haber sido encontrado vagabundeando o en circunstancias de maltrato, o puede haber sido entregado voluntariamente a un centro por sus antiguos dueños.

Limita tus expectativas, sé realista. Un perro puede estar bien educado de antemano o no, pero siempre necesitará un tiempo para adaptarse a ti.

adoptar un perro consejos

Un perro que nunca haya estado en una casa desconoce los sonidos y los hábitos domésticos, puede sobresaltarse y asustarse. Ten paciencia y no te preocupes, confía en él, apóyale, lo superará. Llegaréis a conoceros. Esto no será nada para ti, después de decidirte a adoptar a un perro.

Tan sólo necesita adaptarse a ti, a tu casa, a tus hábitos, a tu forma de comunicarte, a tus reglas. Ponte en su lugar.

Un perro adulto ya puede tener su propia opinión acerca de los humanos. Reaccionará según su anterior aprendizaje. El perro puede resistirse, no dejarse tocar, asustarse ante un cierto tono de voz. Pero no lo trates como una víctima si intuyes que ha sufrido maltrato. Ayúdale a confiar en ti. Con constancia y paciencia, aprenderá a comportarse, a confiar en ti y a amarte. Ambos saldréis ganando.

El periodo de adaptación y aprendizaje oscila entre un mes y tres meses, dependiendo de las circunstancias del animal. El proceso puede parecer lento, pero la transformación del animal será maravillosa, y la satisfacción de crecer junto a tu nuevo amigo y ayudarle a tener una nueva oportunidad de vivir dignamente te hará olvidar ese inicio complicado. El tiempo que esté a tu cargo variará, pero sea cual sea su duración y su función, tu acogida será crucial para el futuro del animal.

Los primeros días en su nuevo hogar son especialmente críticos para un perro. Se sentirá confundido y no sabrá que esperar de ti. Es imprescindible establecer, junto a tu familia, unas directrices para que la transición sea lo más suave posible. Aprende a adoptar a un perro, pero también enseñale modales.

Adoptar a un perro, antes de traer el perro a casa

  • Decide donde va a pasar la mayoría de su tiempo. El jardín, la terraza, o la cocina suelen ser las mejores opciones por facilidad de limpieza.
  • Prepara su estancia de manera que no existan posibles peligros de accidente, ingestión tóxica y/o destrucción accidental de objetos.

consejos adoptar un perro

Una vez en casa

  • Decidid qué palabras vais a utilizar para dar órdenes. Todos los miembros de la familia deben usar las mismas con el fin de que el perro no confunda las órdenes y las aprenda antes.
  • Actualiza su libro médico con las vacunas necesarias.
  • Actualiza los datos de contacto en su microchip. Si no lo tiene, pónselo cuanto antes.
  • Deja que se acostumbre a tu casa y a tu familia antes de presentarle a otras personas para evitar que se estrese más de lo normal por el cambio de hogar.
  • Si tienes niños, asegúrate de que se le acercan despacio, sin asustarle ni agobiarle.
  • Al recoger el perro del centro, acuérdate de preguntar qué y cuándo ha sido alimentado, para continuar con el mismo horario los primeros días.
  • Una vez en casa, llévale de inmediato a la zona donde habitualmente vaya a hacer sus necesidades y pasa un buen rato con él para que se acostumbre a ella. Aunque vaya al baño durante este rato, estate preparado para algún que otro accidente al principio.
  • A partir de este momento, establece y mantén un horario de comidas, de ir al baño, de ejercicio y juego. Esta rutina enseñará al perro qué es lo que se espera de él y lo que puede esperar de ti.
  • A partir del primer día, tu perro necesitará pasar tiempo en familia y también algunos ratos sólo. Si llora cuando se queda solo, no le reconfortes, pero dale tu atención por buen comportamiento, por ejemplo, cuando se queda tranquilo o mordiendo un juguete. Ignora los malos hábitos y premia los buenos.
  • Durante los primeros días, haced planes tranquilos y evitad mucho contacto con otros perros y situaciones de ruido y alboroto que puedan alterarle. Facilitará su adaptación y que os conozcáis.
  • Si mantienes su rutina, dotándole de comida, tiempo para hacer sus necesidades, jugar, los cuidados y atención que necesita, crearéis un vínculo rápidamente.

Si detectas un comportamiento raro o desaconsejable, habla con tu veterinario. Si necesitas un entrenador de perros, asegúrate que utilice técnicas de refuerzo positivo. Os ayudará a superar estos obstáculos y anímate a adoptar a un perro, te lo agradecerá.

Educa al perro siempre a base de premios por buen comportamiento.