Saurio Agama Agama

Bloganimalia

La agama agama es un saurio de unas características estéticas que hacen de él uno de los ejemplares más llamativos dentro de los saurios. Su nombre común “Agama de cabeza roja” pone de manifiesto la característica principal de ella, el color rojo intenso de sus extremidades superiores contrasta de manera excepcional con el resto del cuerpo azul brillante o pardo.

agama agama

Caracteristicas comunes del saurio agama agama

Nombre: Científico Agama agama

Nombre: Común Agama de cabeza roja

Familia: Agamidae

Procedencia: África aubsahariana, concretamente en zonas semidesérticas y de matorrales: Costa de Marfil, Tanzania, Senegal, Guinea, Burkina Faso y Rwanda.

Humedad: 40%

Temperatura: De día 28ºC 30ºC, con un punto de calor de 40ºC y por la noche 26ºC28 ºC

Tamaño: 3040 centímetros

Promedio de vida en cautividad: De 15 – 20 años

Mantenimiento en cautividad de nuestro agama agama

La agama agama posee un comportamiento y unas necesidades de mantenimiento muy similares a la Pogona vitticeps, estas similitudes nos pueden parecer extrañas ya que viven en continentes diferentes, pero son debidas a que ambas especies pertenecen a la misma familia, este tipo de saurio podemos tenerlo en cautividad, en nuestro hogar ya que no se trata de uno de los animales en peligro de extincion (como la tortuga baula).

Para mantener un ejemplar en cautividad es necesario un terrario de 120x40x50 centímetros, largo, profundidad y altura respectivamente. En caso de mantener una pareja las medidas deberán aumentar necesariamente. Es una especie muy activa por lo que es importante proporcionarle espacio suficiente para que pueda mantener un cierto grado de movimiento, que lo llevará a cabo en las horas de luz puesto que son animales diurnos. Nunca debemos mantener en un mismo terrario más de un macho puesto que, son territoriales y presentarán comportamientos agresivos entre ellos sobre todo en la época de apareamiento, donde los machos suelen tener combates agresivos entre ellos para disputarse a las hembras.

Aunque sea una especie a la que se la caracteriza como terrestre, es recomendable incluir dentro del terrario varias ramas para que puedan trepar, puesto que es habitual que el macho pase largas horas encima de ellas y descienda sólo para alimentarse o beber. También se deben generar refugios en el terrario, ya sea mediante cuevas para reptiles o mediante cortezas de corcho. Es importante que los animales tengan donde refugiarse en caso de que así lo necesitasen, sobre todo las hembras, que durante la época de celo, es muy probable que ante la insistencia del macho para aparearse, desee retirarse a sitios tranquilos.

Dado que el hábitat natural de la especie es semidesértico no es necesario mantener un porcentaje de humedad mayor de un 40%, por lo tanto sólo rociaremos el terrario en caso de que el porcentaje sea inferior a éste. A parte de los refugios deberemos incluir un bebedero donde puedan mantenerse hidratados, cuya agua cambiaremos de forma regular y podemos también incluir algunas plantas artificiales y rocas decorativas que utilizarán para recibir el calor si así lo deseamos. El sustrato a utilizar es la arena, ya que es propia del hábitat de origen del animal.

En cuanto a la iluminación es imprescindible utilizar un tuvo fluorescente o bombilla compacta 5.0 que emita la radiación UVA/UVB adecuada para el buen funcionamiento de su metabolismo. El ciclo lumínico deberá ser de 1214 horas al día dependiendo la estación del año. Para la calefacción es imprescindible utilizar una bombilla que sea capaz de generar un punto de calor de 40ºC, es muy importante que en el extremo opuesto del terrario la temperatura sea de 28ºC así el animal podrá escoger la zona que prefiere sin estar obligado a permanecer bajo las temperaturas más altas. Durante la noche también será necesario utilizar una bombilla que genere calor, puesto que la temperatura no deberá descender de los 26ºC.

La temperatura, es quizá el punto más a tener en cuenta en el mantenimiento de este ejemplar ya que debe ser bastante elevada. En caso de que los parámetros de iluminación, humedad y temperatura no sean los correctos provocaremos estrés en los ejemplares, lo que puede perjudicar gravemente la salud de los mismos si no se corrigen a tiempo. Un accesorio fundamental por lo tanto será un termohidrómetro, de esta manera podremos tener siempre controlada la temperatura y la humedad.

Alimentación de nuestro saurio

Son buenos comedores, principalmente insectívoros. La dieta habitual constará de grillos, zophobas, gusanos de la harina, etc. De vez en cuando podemos proporcionarle pinkies (crías de ratón) pero de forma muy esporádica y también podemos ofrecerle fruta, siempre y cuando no sean cítricos, ya que algunos ejemplares no muestran rechazo al consumo de frutas.

En cuanto a la manipulación, no son ejemplares agresivos, pero sí nerviosos, con manipulación constante se acostumbrará a nosotros sin mayor complicaciones.