Alimento para caballos | Reglas basicas y consejos

Bloganimalia

Los caballos son herbívoros no rumiantes, con un estómago pequeño, un intestino delgado largo y estrecho, y un ciego y un colon, colectivamente conocidos como intestino grueso. Estas dos estructuras especializadas se han desarrollado para que el equino pueda sobrevivir a dietas altas en fibra en una ingesta continua: albergan bacterias y protozoos que producen enzimas que descomponen y fermentan la fibra vegetal.

Alimento para caballos | Consejos a tener en cuenta

Este tipo de estrategia digestiva permite al caballo sobrevivir con una dieta de forraje de pobre calidad, si tiene suficiente cantidad. Por esta razón, el tracto digestivo del equino no está diseñado para grandes comidas de alimento para caballos concentrado, ya que el almidón del grano fermentaría velozmente, y acabaría por bajar el pH del intestino grueso, matando a muchas de las bacterias.

Este proceso conllevaría una producción de toxinas y cólicos, la enfermedad más frecuente en los equinos.

El forraje es la única fuente de fibra en la alimento del caballo, y se necesita como fuente de energía para los microorganismos del intestino grueso. La fermentación del forraje también produce calor, lo que ayuda a mantener al caballo caliente en los fríos días invernales. Las partes no digeribles del forraje también ayudan en el mantenimiento de una función gastrointestinal normal, el pH y la motilidad. El forraje previene la ingesta rápida de carbohidratos fácilmente digeridos de los granos de cereal, y evita cólicos, diarrea y laminitis.

comida para caballos

¿Qué alimento para caballos debe tomar nuestro equino?

El forraje debe ser el alimento para caballos principal. Prácticamente, los equinos pueden ser mantenidos alimentándolos casi con 0,5-1 kg de forraje cada 100 kg de peso corporal diariamente.

Esto, sin embargo, pone al caballo en riesgo de enfermedad causada por una inadecuada ingesta de fibra. Si por alguna razón como no sentirse bien, cambios repentinos de tiempo o estrés, el equino come poco, inevitablemente, es la ingesta de forraje la que decae. Por esto se recomienda que el forraje consumido diariamente sea un mínimo de 1 kg cada 100 kg de peso corporal. La paja no debe considerarse comida para caballos, si no únicamente cama.

¿Cómo debe alimentarse nuestro caballo?

Los equinos necesitan una ingesta continua. Los equinos que no están en pastos paciendo durante el día, tienen un gran riesgo de alteraciones digestivas y también de otros vicios no saludables. Se aconseja que los equinos estabulados reciban heno libremente para prevenir el hastío y lo mencionado previamente. Si no es posible, deben tener un mínimo de 3 comidas al día. Es preferible alimentar al equino cómo mínimo dos horas antes de un transporte o un trabajo, y nunca justo después. Ambos casos podrían provocar una indigestión en el animal.

¿Dónde debe alimentarse el caballo?

El heno debería ser provisto en una manera que minimice el desperdicio (particularmente de las partes nutritivas y frondosas), la contaminación urinaria y fecal (pérdidas de forraje como un aumento de parasitismo intestinal), y la inhalación de polvo (problemas respiratorios). Mejor administrar el heno en un rack (bandeja) para heno o en una red encima del comedero, que atrapa las hojas. El heno no debería ponerse directamente en el suelo.

Alimentación con granos

Los concentrados solo son necesarios cuando los nutrientes requeridos para una etapa fisiológica específica son más altos que los nutrientes provistos por cantidades adecuadas de forraje. Esto ocurre durante el crecimiento, la lactancia y una carga de trabajo de moderada a intensa. Si los forrajes de buena calidad no están disponibles o son más costosos que el grano, se alimenta con un adicional de granos. Generalmente, el grano y el forraje se proveen al mismo tiempo. Idealmente, el caballo no debería consumir forraje una hora antes y tres horas después de su alimentación con grano. Esto, sin embargo, incrementa la labor y el tiempo de alimentación, y puede no ser práctico en algunas situaciones.

4 Reglas básicas para la alimentación de nuestro caballo:

  1. Alimenta con forraje de tallos largos libremente a los equinos estabulados o en corral. Esta debería ser la base del programa de alimentación. Una excepción serían los equinos viejos con dientes dañados. Ellos pueden alimentarse mejor con pellets y/o más granos.
  2. Cantidades más pequeñas de comida, a menudo. Independientemente del tipo de alimento, la mayoría de los equinos comen de forma continua, pero cuando el alimento está siempre disponible, la cantidad de tiempo que pasan comiendo disminuye si no están en el pasto, y más alimento se consume de una vez, resultando en un aumento de la distensión gástrica y de la motilidad gastrointestinal, predisponiendo a los cólicos.
  3. Alimento por peso, no por volumen (los diferentes granos o forrajes no pesan lo mismo a igual volumen).
  4. Divide el alimento en granos para el día en dos o tres partes iguales. No excedas más de 0.5 kg grano/100 kg de peso corporal por alimento. Alimenta lo más cerca posible a la misma hora cada día, y en tantos intervalos como le sea práctico. La falta de regularidad en los horarios puede provocar estrés en el caballo, incluso provocar comportamientos agresivos.

Cantidad y calidad de agua para alimentar a nuestro caballo

Un caballo debe ingerir de 20 a 40 litros de agua al día, y si se trata de una equina lactante, añadir 15 a 30 litros, siempre agua de óptima calidad. Cantidades adecuadas de agua de buena calidad y palatabilidad deben estar disponibles fácilmente. Si el equino bebe antes o después de la alimentación no afecta la digestibilidad del alimento, pero sí influye en la ingesta del mismo. Los caballos sedientos reducirán su consumo de alimento, o no comerán nada, si el agua no está a su alcance antes o durante su alimentación.

Antes y durante un ejercicio prolongado, al caballo se le debería permitir y alentar a consumir tanta agua como puede beber. Sin embargo, al finalizar el mismo, el animal debe enfriarse antes de dejarlo beber lo que quiera. El consumo de una cantidad suficiente de agua por un equino acalorado después del ejercicio físico puede causar enfermedades.

Si queréis podéis visitar esta tienda hípica online, en la que dedican una sección a la alimentación de los caballos. Seguiremos publicando información útil para nuestra mascota, el caballo, sin embargo, al ser un animal muy poco corriente como tal, se nos hace un poco difícil publicar artículos de calidad, por eso desde bloganimalia.com os animamos a escribir vuestras recomendaciones y contar vuestras experiencias sobre todo lo relacionado con nuestros caballos, podéis hacerlo en la sección de contacto.