10 Cosas a tener en cuenta antes de comprar un perro

Bloganimalia

¿Cuántas veces hemos pasado por delante de una tienda de mascotas y nos hemos encaprichado con el cachorro que había detrás del cristal? A veces seguimos nuestros impulsos y no nos paramos a pensar bien la responsabilidad que conlleva adquirir una mascota. Por eso es muy importante tener en cuenta ciertas cuestiones antes de lanzarse a comprar una nueva mascota. Aquí tenéis un resumen de los diez puntos más importantes a tener en consideración antes de comprar un perro:

comprar un perro

1. Voy a tener tiempo para cuidarlo

Ésta sería la primera cuestión que deberíamos plantearnos. Los perros, al igual que el resto de mascotas, requieren tiempo. Pero cuando hablamos de perros debemos tener en cuenta que necesitan más atención que otros animales puesto que tenemos que salir a pasear con ellos cada día varias veces. Si tú o tu familia no estáis dispuestos a ello, entonces es mejor pensar en otra mascota más fácil de atender.

2. Qué raza me conviene más

Para saber cuál es nuestra mascota ideal podemos empezar por preguntarnos qué clase de perro queremos y sobre todo, de cuánto espacio disponemos. Escoger a un perro en base a estas dos simples preguntas puede ahorrar muchos problemas posteriores. ¿Vivimos en un piso pequeño o tenemos un chalet con jardín? ¿Queremos un perro muy activo y despierto o preferimos una raza más tranquila que nos haga compañía? Las razas grandes necesitan más espacio vital para sentirse cómodas, en cambio las razas medianas o pequeñas se adaptan bien a la vida en un espacio más reducido. Asimismo hay ciertas razas de perros extremadamente activas que necesitan acción constante mientras que otras son más propensas a tomarse la vida con calma (aunque por lo general siendo cachorros todos los perros se muestran muy activos).  Ten en cuenta qué es lo más conveniente para tu perro antes de tomar una decisión.

3. Debo comprar o adoptar

Otra opción que muchas veces olvidamos es la adopción. Hay miles de perros en las perreras municipales y en las asociaciones esperando para ser adoptados. Podemos encontrar desde cachorrillos recién nacidos hasta perros que necesitan un nuevo hogar porque sus dueños los han abandonado. Sin duda la adopción es una opción más que interesante si quieres un fiel amigo y además te gusta llevar a cabo buenas acciones. Infórmate en internet sobre las asociaciones o perreras más cercanas a tu domicilio y pregunta allí; ellos te pondrán al día sobre todo lo relacionado a la adopción y te agradecerán tu colaboración al rescatar a uno de los muchos animales que lo necesitan.

4. Las necesidades del perro

Lo primero que debemos pensar al traer una mascota a nuestra casa es: ¿Qué va a necesitar? Para cubrir las necesidades básicas de nuestra mascota harán falta elementos externos que nos ayuden a cuidar de ella. En el caso de los perros deberíamos tener preparados un comedero y un bebedero apropiados para su tamaño, una cesta o un cojín donde pueda dormir cómodamente, una correa y un collar o arnés para poder salir a pasear, golosinas de premio para cuando queramos enseñarle algo, por ejemplo, a orinar en la calle. Y por supuesto no olvides dos elementos primordiales, sobre todo cuando son cachorros: mucha paciencia y mucho cariño.

5. Los gastos veterinarios

A veces olvidamos que cualquier mascota conlleva unos gastos: alimentación, juguetes y como no, vacunas. Debemos tener en cuenta esto antes de tomar la decisión de adquirir un perro. Las visitas al veterinario serán más frecuentes al principio si se trata de un cachorro, pero en cuanto tenga todas sus vacunas en regla sólo será necesario acudir una vez al año. También debemos asumir el riesgo de que algunos perros sufren enfermedades que nos obligarán a visitar al veterinario más de lo previsto. Otro gasto a tener en cuenta es el de la peluquería canina si nuestro perro es de pelo largo, puesto que cuando llegue el verano os agradecerá un buen rapado.

6. Un amigo para toda la vida

Hay que ser conscientes de que cuando acogemos a un animal en nuestra casa nos comprometemos a cuidar de él para siempre. Por lo que hay que considerar no sólo la situación actual sino también qué pasará en el futuro. Mucha gente no tiene en cuenta que los pequeños cachorros tan adorables crecen y se convierten en perros adultos, a veces de gran tamaño. Tened en cuenta si vais a poder haceros cargo del animal y hacer que lleve una vida digna antes de llevároslo a casa.

7. ¿Qué hago con el perro en vacaciones?

Uno de los puntos críticos cuando hablamos de mascotas es el periodo de vacaciones. Hemos trabajado duro durante todo el año y llegan nuestras esperadas vacaciones, ¿qué hacemos con nuestra mascota mientras estamos fuera? Existen varias posibilidades. La primera de ella es llevar a nuestra mascota con nosotros. Existen multitud de hoteles y apartamentos en los que admiten animales, podemos buscar uno para disfrutar de la compañía de nuestro perro también en vacaciones. Si por lo contrario preferimos viajar solos, hay residencias caninas en las que pueden cuidar de nuestro perro mientras estamos ausentes.

8. En la ciudad o en el campo

Para aquellas personas que vivan en la ciudad en un piso es importante saber, si nunca antes han tenido un perro, que tendrán que hacer frente a ciertas características propias de los perros. Un ejemplo de esto son los pelos. Depende de la raza, pero por lo general los perros sueltan pelo, por lo que debemos estar preparados para ello (unas fundas lavables para los sofás son una buena opción por ejemplo). También debemos tener en cuenta que la forma de comunicarse de los perros además de con sus gestos incluye los ladridos. Si tu residencia habitual está en el campo y es allí donde estará tu mascota, seguramente tengas que combatir otros problemas como las garrapatas que viven en la hierba alta u otras clases de parásitos.

9. Durante las horas de trabajo

Si nuestro trabajo nos obliga a permanecer muchas horas fuera de casa y a pesar de ello decidimos tener un perro, hemos de ser consecuentes y entender que seguramente no podrá aguantar tantas horas sin hacer pis o caca. Por ello debemos preparar algún rincón de la casa para que el perro pueda hacer sus necesidades sin temor a represalias. En el siguiente video podéis ver cómo se le enseña a hacerlo:

10. La educación del perro

Es importante que nuestra mascota esté bien educada puesto que vamos con ella a infinidad de lugares y nunca se sabe qué situaciones se presentarán. Debemos asegurarnos de que nuestro perro esté bajo control en todo momento para evitar situaciones peligrosas tanto para él como para otras personas o animales. Si os animáis podéis hacerlo vosotros mismos. Si no os atrevéis existen escuelas donde os podrán ayudar.