Serpiente Elaphe Porphyraceus Coxi

Bloganimalia

La Elaphe Porphyraceus Coxi es una de las serpientes de menor tamaño dentro del género de las Elaphes. También es la única en su género con un patrón de colores con forma lineal, con una coloración roja y negra que la convierte en una serpiente muy llamativa.

elaphe porphyraceus

Nombre Científico: Elaphe Porphyraceus Coxi

Nombre Común: Serpiente thailandesa del maizal roja

Familia: Colubridae

Procedencia: Regiones de montaña en el noreste de Thailandia, en la provincia de Loei

Humedad: 70% 75%

Temperatura: De día 23ºC – 25ºC, por la noche 18ºC – 23ºC

Tamaño: 70 – 90cm, las hembras pueden alcanzar los 96 centímetros

Promedio de vida en cautividad: 15 – 20 años

Mantenimiento en cautividad

Para mantener en buenas condiciones a una Elaphe Porphyraceus Coxi adulta debemos de proporcionarle un terrario de 100X50X50 centímetros. Es muy importante que el terrario sea a prueba de fugas ya que al pertenecer a la familia de los colúbridos se debe tener en cuenta que son muy escurridizas.

Teniendo en cuenta que es una especie que habita en zonas montañosas, no requiere una temperatura muy elevada, pero sí una humedad relativa bastante alta, que se aumentará cuando se acerquen los periodos de muda.

Elaphe Porphyraceus Coxi

Como sustrato se puede utilizar la fibra de coco que facilitará que el porcentaje de humedad sea el adecuado. También es recomendable colocar Moss mat que también genera zonas más húmedas y frescas dentro del terrario y dan un aspecto muy natural a la decoración. Se deben colocar ramas para que la serpiente pueda trepar en ellas, siempre bien sujetas para evitar incidentes y también son muy recomendables las rocas que facilitarán que la serpiente pueda desprenderse de la muda.

Se le debe proporcionar también un refugio donde pueda esconderse y también donde pueda sentirse protegida. El refugio se debe colocar en la zona más húmeda y fresca del terrario, y sería también beneficioso utilizar en la superficie donde coloquemos el refugio Moss mat, ya que los refugios en las montañas suelen ser muy húmedos y frescos. También se le puede proporcionar otro refugio en una zona más seca para que la serpiente opte dónde quiere estar.

También se deben colocar platas para simular la vegetación de su hábitat natural. Siempre es recomendable utilizar plantas plásticas en vez de las naturales, puesto que éstas pueden contener fertilizantes o productos químicos que son dañinos para la salud del animal.

El bebedero debe ser lo suficientemente grande para que la serpiente pueda bañarse en él si lo desea, y debe ser lo suficientemente robusto para evitar que la serpiente lo vuelque enfangando el sustrato. El agua siempre debe estar limpia, se debe cambiar con regularidad ya que pueden defecar u orinar en ella y en caso de ingestión puede contraer parásitos o bacterias dañinas.

Para la calefacción es necesario una bombilla que genere calor en el interior del terrario en los meses fríos y que en verano no será necesario utilizar. No se deben utilizar bombillas de muchos watts puesto que no requieren una temperatura muy alta. La bombilla se debe colocar en el exterior del terrario o en su defecto con un portalámparas que posea una rejilla protectora para evitar abrasiones.

Para mantener los parámetros de humedad correctos se debe pulverizar el interior del terrario con un pulverizador manual o automático. La humedad debe mantenerse en los parámetros indicados y en la época de muda debe aumentar hasta el 80%90% evitando problemas de disecdisis.

Para la iluminación se debe colocar un tubo fluorescente o bombilla compacta que emita los rayos UVA/UVB necesarios para metabolizar correctamente el calcio y las vitaminas adquiridas en la alimentación.

La alimentación se debe llevar a cabo una vez por semana con un ratón del tamaño adecuado para la serpiente.

En cuanto al temperamento de la Elaphe Porhphyraceus Coxi, se puede destacar que es una serpiente muy tímida con una gran agilidad y velocidad cuando se siente amenazada en su recinto. En los ejemplares pequeños son comunes los casos en los que intenten atacar, pero teniendo en cuenta que no son serpientes que posean veneno no conlleva ningún riesgo para los seres humanos. Cuando se asustan se puede ver que levantan la cabeza y rizan la cola en espiral antes de atacar.

El temperamento de los adultos puede ser más calmado pero siempre mantendrá sus rasgos nerviosos, no se recomienda una manipulación excesiva o recreativa como en otro tipo de serpientes ya que puede provocar estrés en el ejemplar y rehusará a comer.

También se debe tener en cuenta que al ser una serpiente que busca sitios frescos el calor de las manos si se la mantiene mucho tiempo en ellas le generará incomodidad.