El jerbo como mascota | Una mascota de moda

Bloganimalia

El jerbo es un animal curioso y muy simpático, su pelo es pardo y tiene unos enormes ojos oscuros. Es una mascota popular hoy en día. La especie que mas suele encontrarse en las tiendas es el tipo jerbo de Mongolia, aunque en alguna ocasión nos encontramos también el jerbo de Libia. La verdad es que existen más de ochenta especies de jerbos diferentes, los cuales difieren enormemente en color, tamaño, longitud de su cola e incluso en el color de las uñas. Los jerbos que se venden como mascotas son de variados colores y mezclas de colores además de pardo.

mascota jerbo

En estado salvaje

Los jerbos son roedores adaptados particularmente a ambientes áridos: se los encuentra en los desiertos y estepas de África y Asia y desde el sudoeste de Rusia en occidente hasta el norte de China en oriente.

La mayoría de los jerbos pasan el día en madrigueras subterráneas donde disfrutan de una temperatura constante de 20-25 ºC, y a veces bloquean la entrada con una piedra o tierra. Las altas temperaturas pueden resultarles letales rápidamente y la mayoría de las especies son nocturnas, saliendo a buscar comida en el frescor de la noche. Los jerbos Mongol y Grandes de las tierras más frías del norte, son de las pocas especies activas tanto de día como de noche.

Digestión

Obtener y conservar agua es fundamental para los jerbos. Consiguen parte “quemando” los hidratos de carbono de las semillas y demás materia vegetal que ingieren, pero también recogen la comida cuando está húmeda de rocío. Su sistema digestivo extrae agua de los alimentos con gran eficacia, y sus excrementos son muy secos; sus potentes riñones retienen toda el agua posible y excretan apenas unas gotas de orina muy concentrada.

Aunque muchos de los jerbos son herbívoros, estos pueden comer cualquier cosa que encuentren. Una especie, el jerbo de Wagner, siente debilidad por lo caracoles, por ejemplo.

mascotas jerbos

Sobrevivir en libertad

Los jerbos tienen el cuerpo modificado para poder sobrevivir rodeados de depredadores.

– Tienen el oído medio muy grande, lo que les permite detectar hasta el mas suave de los movimientos.

– Sus ojos prominentes les proporcionas un amplio campo de visión.

– El color de su pelaje se adecua al del terreno en el que viven para camuflarse con facilidad. Por ej, los jerbos que viven en rocas volcánicas oscuras desarrollan una capa marrón oscuro, mientras que lo que viven en arena ocre tienen el pelo anaranjado.

– La larga cola les sirve de estabilizador al saltar y de apoyo cuando se yerguen sobre las patas traseras para observar.

Jerbo como mascota

Los jerbos son muy sociables y fáciles de domesticar, rara vez muerden y su esperanza de vida es de unos 3 años. Son buenos saltadores pero no tienen idea de las alturas y por eso no hay que dejarlos solos encima de una mesa porque podrían saltar y lastimarse. Estos animales alternan periodos de sueño y actividad durante todo el día. Y deben vivir en compañía. Es maravilloso observarlos vivir en familia, ya que son un verdadero ejemplo de solidaridad.