Playas Dog-friendly de España

Bloganimalia

Las playas dog-friendly en España van en aumento, para mucha gente con mascotas es un problema tener que ir de vacaciones, ya que es difícil dejar a la mascota en compañía de alguien o en casa. Muchas playas de España prohíben la entrada de mascotas sobre todo si hay bandera azul o está muy llena, pero hay solución para este problema, ya que cada vez hay más playas dog-friendly. Muchos playas de España donde encontrar ofertas de hoteles con Expedia son lugares perfectos para pasar unos días con tu mascota.

playas dog friendly

Playa dog-friendly enTarragona – Bon Caponet

 Está pequeña cala con piedras y poca arena ha sido adaptada por el Ayuntamiento de Ametlla de Mar para que los perros puedan disfrutar del mar y de la playa durante todo el año y a cualquier hora. No es muy bonita, pero aun así es el lugar perfecto para pasear con tu perro sin que nadie se moleste.

Binigaus y Cala Fustam, Menorca 

Son los dos primeros arenales que se convierten en playas abiertas para poder pasear y bañarse con los animales de las Islas Baleares. Binigaus tiene un horario establecido para poder llevar a las mascotas, este horario es de las siete de la tarde hasta las nueve de la mañana del día siguiente, mientras que en Cala Fustam se puede asistir a cualquier hora del día.

Playa dog-friendly en Gandía – L’Ahuir

Gandía ofrece un espacio dedicado especialmente para los perros y sus dueños, es la llamada Playa Can de Gandia que se encuentra entre el arenero de l’Ahuir y el río Vaca. Está playa tiene un centro de información donde reparten estacas de madera con gancho para sujetar al perro y así evitar que se pierda el perro, además también ofrecen bolsas higiénicas para recoger los excrementos.

Playa de la Sal, Casares

Para poder acceder a está playa tienes que ir por el Paseo de la Perla de la Bahía, en Casares. Este lugar está lleno de papeleras y carteles donde informan a los dueños de las multas que se impondrán si no recogen los excrementos de sus mascotas. La petición para fue idea de algunos vecinos, ya que durante el verano está prohibido el acceso de mascotas domésticas. En está playa de piedra el perro podrá disfrutar del mar sin ningún problema.