Jerbos | Reproduccion

Bloganimalia

Reproducción de los jerbos:

En estado salvaje, los jerbos se organizan en grandes grupos sociales llamados CLANES que comprenden de uno a tres machos adultos, de dos a siete hembras adultas y varios jóvenes y pequeños. Viven todos juntos en una madriguera muy bien custodiada contra cualquier jerbo extraño que asome. Las hembras abandonan el grupo cuando tienen el celo, visitan otras madrigueras, se cruzan y regresan a su clan. Las crías que nacen entonces no están al cuidado de su madre o padre sino de su madre y “tíos”.

mascotas jerbos

La presentación:

Los jerbos domésticos pueden criar durante todo el año, aunque su mayor actividad sexual es en verano.Si decides juntar a una pareja de jerbos, es mejor hacerlo antes de que sean sexualmente maduros, preferentemente que no tengan mas de 35/40 días, y utilizar una pareja de la misma camada. Los jerbos adultos, al intentar juntarlos, pueden pelear hasta la muerte e incluso para cruzarlos se necesita mucho cuidado y vigilancia del amo y es aconsejable primero lograr unos breves encuentros en terrenos neutrales que se podrán ir ampliando al pasar los días a ver como se aceptan y si se aceptan. Otro método aconsejado es el de jaula dividida o split cage.

Cortejo, celo, apareamiento y gestación de los jerbos:

Las jerbas entran en celo cada cuatro a diez días hasta que cumplen de 15 a 20 meses. Durante su vida reproductora una hembra puede tener hasta diez camadas anuales ( una cada 30 o 40 días.) con un promedio de cinco crías. Si se cruza a una hembra en su primer celo después de un parto, cuando está amamantando a más de dos crías, la consiguiente generación se alarga mediante un mecanismo fisiológico llamado implantación retardada, que puede durar hasta 42 días.

No es aconsejable que la hembra tenga tantos partos ya que esto presupone un desgaste físico, y estrés que acorta su esperanza de vida.

Si la hembra no queda gestante después de cruzarse, podría darse de tener una falsa gestación que le dura de 14 a 16 días.

El cortejo comienza cuando el macho llama a la hembra mediante un zapateo (tamborilero) de sus patas traseras. Cuando la hembra responde a este cortejo, se produce el apareamiento. Se aparean varias veces por menos de 2 segundos durante un lapso de media hora a una hora.

El embarazo comienza a notarse cuando la hembra toma una evidente forma de pera (a los 18 días aproximadamente) por los bultos al costado de su abdomen.

Normalmente la gestación dura 24 a 26 días.

La dieta en la gestación:

Cuando la hembra esta preñada, elimina de su dieta todo lo que engorde, como pipas de girasol, y aumenta la cantidad de proteínas y algún lácteo como yogur natural.

reproduccion jerbos

El parto:

Hay que proveer a la hembra de material abundante para que construya su nido (papel tissue blanco y sin aroma alguno, por ej.). Es aconsejable dejar al macho con la hembra al parir esta ya que este habitualmente ayuda mucho a su pareja en la crianza y es poco habitual que dañe a las crías. En este caso la hembra puede preñarse nuevamente ni bien parir por el celo postparto, y si no se esta en condiciones de mantener tantas crías, no quedara otra opción mas que separar al macho y ubicarlo en jaula separada. Luego, de haber un machito en la camada, cuando este cumpla el mes o no tenga mas de 35 días, podrá ponérselo con el padre para que no se sienta solo, siempre vigilando que este lo acepte sin inconvenientes.

La supervivencia de crías es de alrededor del setenta y cinco por ciento: las más débiles nacen muertas o mueren a los pocos días, lo que es natural ya que casi todas las crías que mueren tienen alguna malformación congénita.

A veces las madres matan a sus crías y se las comen o las abandonan. Puede ser debido al estrés de una preocupación excesiva, de la superpoblación o de una enfermedad en las mamas de la madre.

Menos frecuente es que los machos se coman alas crías. Por lo general son buenos padres.

Los bebés jerbos nacen sin pelo, ciegos, sordos y sin dientes, pero crecen rápidamente y por eso hay que aumentar la cantidad de comida que come la madre, justo inmediatamente después del parto. El pelo les empieza a salir aproximadamente a los seis días y abren los ojos entre los 10 y 12 días.

Las crías empiezan a tomar alimento sólido de los 16 a 20 días y son destetados a los 21 o 24 días.

Una vez destetados, los jóvenes pueden seguir en la jaula de sus padres, pero hay que separarlos por sexo a las 8 semanas, poniendo a machos y hembras en jaulas distintas para que no se reproduzcan entre familia.

Sexo:

Para sexar a un jerbo se lo debe levantar y apretar suavemente en su base de cola. Los machos presentan una bolsa (escroto) alargado y oscuro y las hembras tienen la vagina casi pegada al ano.